Mudanza

Por norma general, la mayoría de los que que venís a Nueva York por primera vez, no requerís de una mudanza para traer vuestros efectos personales, pues con dos o tres maletas traeréis casi toda vuestra ropa y lo más normal es que comencéis a vivir en un apartamento amueblado. Es por ello que esta sección está más indicada a los que regresan a su país después de haber vivido un tiempo en Nueva York. Pero, si por el contrario, sois de los que os traéis casi toda la casa, entonces los siguientes consejos os serán igual de válidos tanto para la ida como para la vuelta:

- Buscad en foros de internet varias compañías de mudanza con quien la gente haya tenido experiencias anteriores y pedid presupuesto a cada una de ellas. Hay diferencias de precios realmente increibles.

- Una vez aceptado un presupuesto, aseguraos bien y por escrito de que absolutamente todos y cada uno de los gastos de la mudanza están incluidos, para no tener que llevaros ninguna sorpresa una vez que vuestras cosas llegan a vuestro país.

- Aseguraos de que la compañía tiene experiencia en mudanzas internacionales y de que poseen un seguro en caso de pérdida o rotura de algunos artículos.

- Preguntad absolutamente todas las dudas que tengáis y que os confirmen con exactitud cuánto tiempo tardará en llegar vuestra mercancía.

- Deshaceos de todo lo prescindible vendiéndolo en Craigslist o Ebay. Os ahorraréis bastante dinero.

- Existe una web, www.uship.com en la que podéis enviar un mensaje diciendo qué es lo que vais a enviar y lugar de destino , y las diferentes compañías pujan por llevárselo. Con un poco de suerte podéis encontrar mejores precios de este modo.

En cualquier caso, recomendaros mucha paciencia y recordad que lo hagáis con quien lo hagáis todas las mudanzas terminan teniendo algún tipo de problema.

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Dejar un comentario

Si te ha parecido útil este artículo, dale a Me Gusta ¡Gracias!