Transporte público en Nueva York

New_York_MTA_Metro_Card_pass_2368_01

Pues depende de vuestro presupuesto, como casi todo en la ciudad. Podéis desde caminar todo el día hasta tener una limusina que os acompañe a cada sitio que vayáis. La verdad es que en Nueva York se camina bastante. Y si planeáis bien vuestros itinerarios, sólo necesitaréis pagar por el viaje de ida y de vuelta a vuestro hotel.

Si optáis por el transporte público, recomendamos especialmente el metro (Subway), y en su defecto, el autobús (bus). El viaje cuesta $2.50 para ambos y te da derecho a hacer un trasbordo o transfer gratis durante las 2 horas siguientes de haber usado tu tarjeta MetroCard. Este transbordo sólo puede ser de subway a bus, de bus a subway, o de bus a bus. A veces podéis jugar con esto y ahorraros unos dólares.

Para cualquiera de los dos medios tendréis que compraros una METROCARD, aunque en el caso del autobús es posible comprar el billete dentro pagando el importe exacto en monedas (no admiten billetes).

La MetroCard está disponible en las ventanillas y máquinas expendedoras de las estaciones de metro y en algunos quioscos y negocios que tengan el identificativo de “MetroCard Sold Here”.

Hay varios tipos de MetroCard disponibles según vuestras necesidades. Depende de lo bien organizados que estéis os merecerá la pena comprar una semanal (7-Day Unlimited Ride MetroCard) que cuesta $30, o simplemente comprarla por viajes individuales (Pay-Per-Ride Regular MetroCard), con la que ingresando un mínimo de $5 os ingresarán al hacer el pago un bono de un 5% sobre la tarifa normal.

Para saber qué tipo de MetroCard os saldrá más rentable, os recomendamos seguir los consejos de la MTA, pero en líneas generales, si solamente vais a usar el subway ocasionalmente, os saldrá mejor la Pay-per-Ride y si vais a cogerlo más de 13 veces en 7 días os saldrá más barata la semanal.

Metro en Nueva York - Subway

Lo mejor del metro de Nueva York es que funciona las 24 horas del día, aunque no todas las líneas están disponibles a altas horas de la mañana. Y a pesar de ser relativamente fácil, a veces se puede complicar. Hay que leer bien los avisos temporales que suelen poner muy a menudo por las estaciones, en los que advierten sobre las líneas que no funcionan y las alternativas existentes para realizar vuestro viaje.

Nuestro mejor consejo es que preguntéis siempre que no estéis seguros. Durante los fines de semana suele haber muchos cambios en las rutas, ya que aprovechan para hacer obras de mejora en las vías, por lo que es importante que estéis atentos a los carteles. Consultad la web de la MTA, donde encontraréis planos e información actualizada de los próximos cambios.

Antes de meteros en una estación, fijaos en qué dirección lleva. Pueden ir Uptown (norte) o Downtown (sur). Cuando no pone ninguna de las dos cosas, significa que desde esa estación podéis coger un metro en las dos direcciones. Si os equivocáis de dirección podéis hacer dos cosas: o bien tendréis que salir, cruzar la calle y volver a pagar, en caso de que no podáis cambiaros de dirección desde dentro; o tendréis que ir en metro hasta la siguiente estación que tenga pasadizo para cambiaros de andén sin tener que pagar.

También deberíais prestar especial atención al número/letra del tren que se aproxima, pues en el mismo andén pueden parar distintas líneas, y es muy común meterse en el equivocado si vais un poco despistados.

Hay dos tipos de trenes: locales y express . Los locales paran en todas las estaciones de la ruta, y los express, como su nombre indica, son más rápidos porque se saltan algunas paradas. En los planos del metro, las paradas que vienen señalizadas con puntos negros se corresponden con trenes locales, mientras que los puntos blancos indican que los dos tipos de trenes paran en ella, locales y Express.

Aunque las guías de viaje suelen traer el mapa del subway, también podréis conseguirlos en las ventanillas del metro o en la web de la MTA .

Bus en Nueva York

Si tenéis prisa, olvidaos de coger el bus. Hacen demasiadas paradas. En ocasiones es una ventaja pues siempre tenéis alguna parada cerca. Por otro lado, os permiten ir viendo la ciudad. Lo recomendamos para trayectos cortos. Para distancias equivalentes a de más de 25 calles, mejor el subway.

Las paradas de autobús se encuentran en las esquinas de las calles y están señalizadas mediante un cartel redondo azul con un dibujo de un autobús blanco dentro. La mayoría de las paradas tienen un mapa con la ruta y el horario. Antes de montaros aseguraos de que el autobús lleva la dirección correcta en el frontal.

Otro detalle importante que debéis saber es que los autobuses normalmente llevan una sola dirección (con algunas excepciones). Los que van por las avenidas viajan de norte a sur y viceversa, y los que van por las calles viajan de este a oeste y viceversa. Es decir, que si estáis en el sureste y queréis ir al noroeste, deberéis coger dos autobuses, uno que os lleve al norte por una avenida, y después otro que os lleve al oeste por una calle.

Para solicitar una parada debéis presionar o bien la banda amarilla que hay alrededor de las ventanas o el botón de stop que se encuentra en las barras (en los autobuses más nuevos). Durante los trayectos que tienen lugar entre las 10.00 PM y las 5.00 AM podéis pedir al conductor que os deje en cualquier sitio aunque no sea parada oficial, siempre que esté en ruta. Las paradas se encuentran cada dos o tres calles normalmente. Aunque la norma establece salir por la puerta trasera, en la práctica, lo normal es que todo el mundo salga por la delantera. Éste es un misterio que aún no hemos resuelto. Si decidís salir por la trasera simplemente esperad a que se encienda la luz verde que indica que podéis abrirla, o presionad la banda amarilla de la puerta y se abrirá automáticamente.

Finalmente, os informamos que existen buses que se saltan paradas. Se identifican con la palabra “Limited”. Quizás así lleguéis más rápido a vuestro destino. También hay autobuses Express entre semana durante las horas punta. Especialmente entre Staten Island y Manhattan. Su coste es de $5,50 el viaje.

Si os encontráis en el extremo sur de Manhattan, estad atentos al Downtown Connection, una ruta de autobús gratuita que conecta South Street Seaport con Battery Park City con paradas en muchos destinos importantes de río a río. Operativo los siete días de la semana desde las 10 AM a las 7.30 PM, excepto Thanksgiving (último jueves de noviembre), Día de Navidad y Año Nuevo.

Aunque las guías de viaje suelen traer el mapa del autobús con el recorrido y las paradas, podéis descargarlo en la web de la MTA .

Taxi en Nueva York

A pesar de que hay 13.000 taxis en Nueva York, cuesta encontrar uno cuando está lloviendo o en horas punta (entre las 4 y las 8 de la tarde). Nada más montarte son $2.50, y diríamos que alrededor del dólar por cada kilómetro. Además de la tarifa estándar, si viajáis de noche también hay que pagar un recargo nocturno de $0.50 desde las 8.00 PM hasta las 6.00 AM, y entre semana hay que pagar un recargo de $1 durante las horas punta (entre 4.00 PM – 8.00 PM). En cualquiera de los casos, siempre hay que pagar $0.50 de impuestos que cobra el Estado de Nueva York. Total, que el típico desplazamiento os puede salir por $10 ó $12 fácilmente. Acordaos de dejarle al menos $1 de propina al taxista o se pondrá furioso.

El taxi tiene una tarifa fija para viajes desde el aeropuerto JFK a Manhattan y viceversa de $52, más unos $5 de peaje según la ruta, más un 10% que debes dar de propina al taxista (fijaos que el taximetro esté en el Rate Code 2). 

Sabréis si un taxi está libre porque los números que lleva en la parte frontal del panel publicitario del techo estarán encendidos y los laterales apagados. Si los números están apagados, quiere decir que el taxi está ocupado. Finalmente, cuando en el frontal aparecen iluminadas las palabras “Off Duty”, significa que está fuera de servicio.

Por regla general, aunque,como siempre hay excepciones, debemos avisaros de que los taxistas de Nueva York suelen ser bastante antipáticos y conducen como locos. Para cualquier problema que os pudiese surgir con el taxista (que no os deje pagar con tarjeta de crédito, que se niegue a llevaros o cualquier otro incidente), debéis llamar al 311 (atienden también en español) si deseáis poner una queja o reclamación. Para ello deberéis dar el número de licencia del taxi (medallion), por lo que es muy importante que os lo apuntéis cada vez que hagáis un viaje. El número podéis encontrarlo a los lados del coche, en el cristal de separación justo detrás del asiento del conductor y en el recibo de pago. Por ello es de suma importancia que pidáis el recibo siempre. Además, también es muy útil en caso de que os dejéis olvidado algo dentro del taxi.

Otros puntos a tener en cuenta:

Los taxistas están obligados a llevaros a cualquier sitio que le pidáis e incluso a hacer varias paradas. En este caso el importe se paga en la última de ellas. También están obligados a saberse todos los destinos y a llevar un mapa de los cinco distritos de Nueva York, que deben consultar antes de comenzar el viaje y poner el taxímetro en marcha en caso de no saber dónde se encuentra la dirección solicitada. Asimismo, tienen prohibido el uso del móvil mientras conducen (incluso si llevan el manos libres), por lo que no os sintáis cohibidos de pedirles que lo apaguen, ya que es muy normal que se pasen todo el trayecto hablando. Recordad que vuestra seguridad es prioritaria. En caso de omisión de todo lo descrito anteriormente, no dudéis en llamar al 311 y poner una queja.

Finalmente, comentaros que todos los taxis están equipados para pagar con tarjeta de crédito o débito. Al finalizar el trayecto, pasad la tarjeta por la ranura del sistema (situado en el asiento trasero del conductor) y seguidamente introducid el importe de la propina. Los taxistas tienen obligación de dejaros pagar con tarjeta sea la cantidad que sea, por lo que en caso de que se nieguen a aceptar el pago o pongan como excusa que el sistema de pagos de tarjeta está roto, llamad al 311, ya que están obligados a tener el sistema inhabilitado solamente un máximo de 48 horas y a notificarlo. Solamente tenéis que firmar el recibo si el importe es superior a $25. No se aplican comisiones por pagar con tarjeta. Pedid al taxista que os entregue el recibo de confirmación de pago.

 

Limusinas en Nueva York

Si vuestro sueño ha sido siempre pasear en limusina por Nueva York o que os recojan o lleven al aeropuerto como los famosos, esta es vuestra gran oportunidad. Normalmente se alquilan por horas, y dependiendo del tamaño caben entre 6 y 20 personas. Sus precios oscilan entre los $100 y $500 por hora más propinas y peajes. Si queréis celebrarlo a lo grande, podéis pedir que os incluyan bebidas alcohólicas y/o champán. O si preferís ahorraros unos dólares podéis llevar el vuestro propio si lo permiten. Los traslados desde el aeropuerto en limusinas modernas suelen costar entre $150 en adelante. Como os imagináis, todo depende de lo largas que sean

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Comentarios (9)

  • leonora

    |

    para transportarse en New York, nada mejor que el bus, te lleva y vas haciendo turismo interno comodamente.

    Responder

  • zully

    |

    Ayer 17 de junio compre en 103st corona NY 11368 una metrocard y la máquina me robo 30 dólares, y la persona encargada me dijo que llamase al 212 metrocard. Siempre pasa esto. No es justo. Hay q hacer algo. Esas máquinas siempre roban.

    Responder

  • David

    |

    una metrocard vale para usar dos personas??? o hay comprar una para cada uno??

    Responder

      • David

        |

        Muchas gracias, vamos a nueva york de luna de miel el proximo 8 de septiembre y estamos ilusionados. Nos encanta vuestra web es una de las completas y claras que he ojeado por internet, gracias es genial!!!

        Responder

  • Katherine

    |

    Hola,
    Estaremos por 2 días en NY. Somos 4 personas. Pensamos comprar la Pay-Per-Ride Metrocard. ¿Cómo funciona?¿la pasamos 4 veces? y, por ejemplo, para el el trasbordo cómo me funcionaría?, ¿paso nuevamente 4 veces mi tarjeta? ya que tengo 2 horas de trasbordo.

    Responder

    • Vive Nueva York

      |

      Katherine. Si vais a comprar tan solo una tarjeta para los 4, efectivamente, tenéis que pasarla 4 veces. Os recomendamos por comodidad que compréis al menos dos, pues el tema de ir pasandoos la tarjeta unos a otros cada vez que entréis en el metro nos parece un poco engorroso. Además de que suponemos que en algún momento os separaréis, por lo que lo normal sería que cada uno llevase su propia MetroCard. Para el transbordo tendríais que hacer lo mismo. Pasarla 4 veces.

      Responder

  • Miguel Ángel

    |

    Hola. Sabéis si los taxi ponen problemas para llevar a 4 pasajeros?

    Responder

    • Vive Nueva York

      |

      No hay problema, pero uno de ellos debe ir junto al conductor.

      Responder

Dejar un comentario

Si te ha parecido útil este artículo, dale a Me Gusta ¡Gracias!