Los árboles de Navidad más famosos de Nueva York

Escrito por vivenuevayork. Archivado en Blog, Clásicos de Nueva York

Metidos ya de pleno en la Navidad, hacemos un repaso por los árboles de Navidad más queridos por los neoyorquinos que, año tras año, decoran algunos de los edificios y lugares más emblemáticos de la ciudad. Esta antigua tradición se remonta incluso a antes de la llegada de la Cristiandad (en muchos lugares se creía que los árboles de hoja perenne mantenían alejados a los espíritus malignos, brujas y enfermedades). Pero la costumbre de adornar nuestros hogares con un árbol de Navidad, tal y como hoy la conocemos, comenzó en Alemania en el S.XVI, cuando devotos cristianos comenzaron a traer árboles a sus casas y decorarlos con ramilletes y velas. De hecho, es a Martín Lutero a quien se le otorga el crédito de haber decorado el primer árbol con velas. Una noche de invierno, mientras volvía a su casa, la imagen del reflejo de las estrellas brillando entre las ramas de un árbol llamó su atención. Con el fin de recrear dicha imagen para su familia, puso un árbol en el comedor de su hogar y lo adornó con velas encendidas.

Pero volvamos a Nueva York, donde el árbol de Navidad más famoso y conocido por todos es, como ya sabéis, el de Rockefeller Center. Su historia se remonta a los días de la Gran Depresión, exactamente al año 1931, cuando algunos obreros que trabajaban en la construcción de este megacomplejo colocaron un árbol y lo adornaron con algunas guirnaldas para celebrar la Navidad y levantar los ánimos de aquellos duros tiempos. Adornado con 30.000 luces LED desde 2007 (antes lo hacían bombillas incandescentes) desde 2011 cuenta con una nueva estrella que lo corona. Realizada con 25.000 cristales de Swarovsky, mide 3m. de altura y, según las malas lenguas, la compañía austríaca pagó la cantidad de $1,5 millones por adquirir los derechos que le permiten coronar el árbol más famoso del mundo.

El árbol que decora este año Rockefeller Center viene de Shelton, Connecticut, y mide 23 metros de altura.

Siguiendo con nuestro repaso por los árboles más queridos de Nueva York, nos encontramos con uno que, si bien no tan espectacular, le gana en originalidad. Se trata del Origami Holiday Tree del American Museum of National History. Esta tradición anual se remonta a hace 40 años y los voluntarios que se ofrecen a realizar estas 500 originales figuras de papel comienzan a trabajar en sus diseños ya en el mes de julio. El árbol de este año mide 4 m. de altura y está adornado con grupos de animales que hacen honor a la nueva exposición del museo The Power of Poison.

 

Y seguimos con otro de nuestros museos preferidos, el Metropolitan Museum donde, un año más, se alza su Christmas Tree and Neapolitan Baroque Crèche. Las figuras de este Belén comenzaron a ser coleccionadas en 1925 por Loretta Hines Howard, una artista y coleccionista a quien se le ocurrió la idea de mezclar la costumbre católica del nacimiento o pesebre con la tradición protestante del árbol de Navidad del norte de Europa. La primera vez que el museo expuso esta curiosa combinación fue en 1957, cuando Loretta donó más de 200 figuras del S.XVIII a esta institución.

Diversos hoteles de la ciudad que forman parte de su historia, nos ofrecen algunos de los mejores árboles de Navidad. Es el caso del famoso Hotel Plaza, cuyo árbol de este año presenta una colección de ornamentos inspirados en los copos de nieve, y que han sido especialmente seleccionados para el hotel por los lujosos grandes almacenes Saks Fifth Avenue. Está coronado por una estrella con forma de copo impresa en 3D. Además, si buscáis con atención entre sus ramas, podréis descubrir al Yeti que según la leyenda vive en el tejado de estos grandes almacenes, y que todas las Navidades se dedica a hacer, cómo no…¡copos de nieve!

2013-12-04-plaza

Frente a la fachada de la Bolsa de Nueva York, en Broad Street, también podéis ver uno de nuestros árboles preferidos, tradición que se remonta a 1923 cuando la NYSE inauguró su primer árbol. Como todos los años, su ceremonia de inauguración contó con música en directo y un coro. El árbol de este año viene de Bury, Quebec. Mide 18 m. de alto,  y está adornado con  100 cintas de luces multicolores y 500 bolas.

Wall-St-Christmas-Tree-Nov-18-13-Sekiguchi

bryantpark-133

Y para finalizar, no podemos pasar por alto el árbol de Bryant Park que se coloca todas las Navidades junto a su pista de patinaje y que, aunque no tan admirado como el de Rockefeller Center, es también uno de los preferidos por los neoyorquinos para sacar fotografías navideñas de los patinadores. El árbol de este año viene de Newburgh, Orange County, New York. Decorado con 30.000 luces LED rojas y blancas, y 3.500 estrellas, bolas, copos de nieve y carámbanos, la ceremonia de inauguración de este año contó con música en directo y un espectáculo de patinaje sobre hielo.

¡Feliz Navidad a todos!

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Trackback de tu sitio web.