Las tres reinas se citan en la Estatua de la Libertad

Escrito por vivenuevayork. Archivado en Blog, Curiosidades

Como anunciamos ayer en nuestra página de Facebook, los tres transatlánticos de lujo de la compañía naviera británica, Cunard, se dieron cita a las 6.45 PM junto a la Estatua de la Libertad.

Esta es la segunda vez en los 171 años de historia de Cunard que tres de sus barcos han coincidido en el puerto de Nueva York. La primera fue en 2008, y al igual que ayer, muchas personas, entre ellos nosotros, acompañaron a lo largo del paseo del río Hudson, a los pasajeros de los barcos en un momento tan especial, a pesar de los -7° C y de los síntomas de congelación que muchos de nosotros sufrimos ayer.

El primero en llegar fue el Queen Mary 2 (también conocido como QM2), que tiene el gran honor de ser el transatlántico más grande jamás construido. Es cierto que le gana en capacidad y tamaño Freedom of the Seas, de la compañía Royal Caribbean International, pero este no se dedica a la ruta transatlántica. Con bastante retraso sobre la hora programada, llegaron el Queen Elizabeth (el transatlántico más nuevo de Cunard botado por la reina de Inglaterra en octubre de 2010) seguido por el Queen Victoria. Los tres barcos llegaron completamente iluminados en la noche, mostrando su cara más espectacular.

Y como solo las reinas se merecen, fueron acompañados en todo momento por la Guardia Costera y por tres fireboats que desplegaron sus arcos de agua en diferentes direcciones, como suele ser la tradición para dar la bienvenida a buques históricos. También hubo fuegos artificiales que duraron 20 minutos, y desde donde nos encontrábamos situados podíamos escuchar la música de los barcos, que festejaron el acontecimiento a lo grande con sus pasajeros. Tras rodear la Estatua de la Libertad, los barcos se despidieron de los neoyorquinos asistentes, tocando sus bocinas.

Cunard fue fundada en 1839 por el canadiense, Samuel Cunard, para transportar el correo que facilitaba las relaciones comerciales entre Gran Bretaña y Norte América por deseo de la reina Victoria. Durante un siglo y medio, dominó el transporte de pasajeros hasta que en los 50, el transporte aéreo se impuso como el preferido para los viajes transatlánticos. Desde entonces se ha dedicado casi exclusivamente a los cruceros de lujo. Algunas de las personalidades que han viajado en sus tres transatlánticos incluyen miembros de la realeza y la aristocracia, y otras muchas celebridades.

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Trackback de tu sitio web.