La joya de Niro en TriBeCa

Escrito por vivenuevayork. Archivado en Blog, Hoteles

En mayo de 2008 abrió sus puertas The Greenwich Hotel, la aventura hotelera de Robert De Niro en Tribeca, ante la gran expectación generada por los medios de comunicación, tras la controversia surgida por las disputas entre el actor y la Comisión para la preservación de Monumentos históricos de Nueva York, debido a los cambios arquitectónicos que esta exigía en el ático del edificio.

Dos años y medio más tarde, el Hotel, que goza de gran popularidad, es el lugar elegido por muchos famosos para alojarse, gracias a la gran política de privacidad imperante dentro de él.

Robert De Niro y sus socios, Richard Born e Ira Drukier (dueños del famoso grupo hotelero DB Hotels, propietario de hoteles muy conocidos en Manhattan), han conseguido crear un hotel cálido y con encanto, que se caracteriza por el hecho de que ninguna de sus 88 habitaciones y suites tiene la misma decoración. Alfombras tibetanas, sofás de estilo inglés, azulejos marroquíes y mármol de Carrara en los baños, y camas fabricadas por la famosa casa sueca Duxiana (cuyos colchones hechos a mano son de los más exclusivos y caros del mundo), se combinan con la más moderna tecnología; y esta exclusividad queda patente en los precios de sus habitaciones. La más barata, The Courtyard Room, cuesta $495/noche.

Las dos zonas más agradables del hotel son la Drawing Room, un bonito salón de estilo clásico con chimenea y biblioteca, reservado solamente a sus privilegiados huéspedes, y The Courtyard, un patio exterior de arcos y exuberantes plantas, donde sentarse a tomar un buen café, leer un libro o mantener una agradable charla.

Otros atractivos del hotel incluyen el Spa de tintes asiáticos, Shibui. Esta instalación (de nuevo reservada a clientes del hotel), ofrece diversos tratamientos de belleza y relajación mediante el uso de productos orgánicos. Pero lo mejor son la piscina y el lounge, ubicados dentro de una cabaña hecha de madera y bambú de 250 años de antigüedad, que fue transportada desde Kyoto, y reconstruida por reconocidos artesanos japoneses. Los precios de los tratamientos oscilan entre los $110 / 30 minutos el más barato (masaje) a $340 / 80 minutos el más caro (tratamiento facial).

Y para terminar un día perfecto, nada mejor que una reconfortante cena en el restaurante del hotel, Locanda Verde (abierto al público), que ofrece deliciosa comida italiana de manos del afamado chef y restaurador americano, Andrew Carmillini. El restaurante, que es bastante más económico que el hotel, aparece en la edición 2010 de la prestigiosa Guía Michelín, y sirve desayuno (lunes a domingo), comida (lunes a viernes), brunch (sábados y domingos) y cena (lunes a domingo). Os recomendamos el Sheep’s Milk Ricotta (requesón de oveja con sal y hierbas), el Blue-crab crostini (crostini de cangrejo) y la Rabbit terrine or testa Della casa (terrina de conejo). Bon Appetit!

The Greewich Hotel: (377 Greenwich St.). Telf. 212-941-8900. http://www.thegreenwichhotel.com

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Trackback de tu sitio web.