Jet Lag y horas de sol en Nueva York

 Jet-Lag es otra de esas palabras en inglés que seguro aprenderéis en vuestro viaje a Nueva York. Para los que venís del continente americano ni os preocupéis. Pero para los que vengáis de España, os llevaréis un interesante recuerdo, por ponerle un “nombre bonito”.

Si nunca habéis escuchado esta expresión, os diremos que es el desfase horario que se produce entre vuestro reloj interno y el nuevo horario del país al que llegáis, cuando existe gran diferencia horaria; como las 6 horas de diferencia que hay entre España y Nueva York. Tarda varios días en desaparecer, y sus síntomas principales son el cansancio y/o dificultad para conciliar el sueño.

Por lo tanto, cuando voláis desde España, soléis aterrizar en Nueva York sobre las 2, 4 o 6 de la tarde, que equivale a las 8, 10 o 12 de la noche en España. Si a esto le sumamos el cansancio acumulado y el estrés del viaje, os aseguramos que estaréis bastante agotados.

Por cierto, hay personas a las que no les afecta. A otras solo les afecta cuando llegan a Nueva York. A otras solo cuando regresan a España. Y a otras les afecta en ambos casos. La duración del efecto jet-lag puede ser de entre 1 y 6 días.

 

¿Como combatir el jet-lag cuando se vuela hacia Nueva York?

Para reducir su efecto lo máximo posible, hay varias cosas que podéis hacer:

- Intentar dormir todo lo que podáis en el avión si viajáis, ingerir suficiente cantidad de agua para manteneros hidratados, y no tomar alcohol ni cafeína, ya que influyen negativamente en el ciclo sueño-vigilia.

- Una vez en Nueva York, os recomendamos la regla de ViveNuevaYorkacostarse lo más tarde posible, intentando permanecer en lugares muy luminosos y estar entretenidos, o sea, visitad Times Square la primera noche.

- Intentad evitar la tentadora siesta de 15 minutos nada más deshacer las maletas en el hotel, pues acabaréis despertándoos 4 horas más tarde.

- En cualquier caso, intentad aguantar hasta las 10 u 11 de la noche, u os despertaréis en mitad de la madrugada, y es muy posible que ya no podáis volver a conciliar el sueño. Y lo peor es que al día siguiente estaréis en la misma situación.

- Otra fórmula es tomar unos días antes y otros días después pastillas de Melatonina (la hormona reguladora del reloj corporal) donde su venta en EEUU no requiere autorización médica. Aún así, siempre deberíais consultar antes con vuestro doctor.

- Finalmente, existen algunos artículos médicos donde recomiendan hacer ejercicio físico al día siguiente de haber llegado, ya que esto ayuda a estimular la sincronización del ritmo biológico, eso sí, siempre que se realice durante el día y no sea excesivamente fuerte, por lo que si una de vuestras grandes ilusiones era correr por Central Park, quizá sea una buena ocasión para hacerlo.

El jet-lag me ha vencido, ¿qué hago?

Dicen que cada día se recupera una hora de la diferencia que existe entre vuestro país y Nueva York. Si vais a estar sólo dos o tres días, quizá no os interese cambiar el ritmo horario, pero para 6, 7 o más, definitivamente sí.

Si no habéis podido vencer al jet-lag, aprovechad y salir a visitar la ciudad temprano. A diferencia de España, en Nueva York amanece muy temprano, y por lo tanto, anochece también temprano. Aprovechad para ver el ajetreo de la ciudad, las calles y los monumentos durante las primeras horas del día que, por cierto, es cuando mejor salen las fotos. Además, dicen que el exponerse a la luz intensa también ayuda a regular el ciclo de sueño-vigilia.

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Dejar un comentario

Si te ha parecido útil este artículo, dale a Me Gusta ¡Gracias!