In the Heights se despide por todo lo alto

Escrito por vivenuevayork. Archivado en Blog, Espectáculos

El que es, sin duda, uno de los mejores musicales actuales de Broadway, se despide de nosotros el próximo 9 de enero. Pero lo hace, como su propio nombre indica, por todo lo alto, pues se lleva consigo el gran logro de haber recibido el mayor número de nominaciones a los Premios Tony 2008 (nada menos que trece), de los cuales ganó: Mejor Musical, Mejor banda sonora, Mejor coreografía y Mejor orquestación.

In the Heights es el sueño hecho realidad de Lin-Manuel Miranda, un joven de 30 años, que comenzó a escribir el guión durante su segundo año de estudios en la Universidad de Wesleyan (Connecticut) cuando tan solo contaba con 20 años. Guiado por la fuerza y la constancia que solamente inspira la absoluta y completa seguridad de estar en el camino correcto para conseguir algo en lo que se cree firmemente, este joven de origen puertorriqueño, criado en Nueva York, ha conseguido llevar hasta los escenarios de Broadway una historia basada en la suya propia, y la de otros muchos personajes que crecieron junto a él en el barrio de Washington Heights.

A través de una fantástica banda sonora en la que se mezclan sonidos latinos, rap y hip-hop, In the Heights nos introduce en una bonita historia en la que la familia, los amigos, las raíces, la esperanza, los sueños, la paciencia y la Fe son los principales protagonistas. Entre su maravilloso elenco nos encontramos a Usnavi (representado por el mismo Lin-Manuel hasta que fue sustituido por Kyle Beltran), un joven propietario de una bodega que sueña con volver al hogar de sus padres, Puerto Rico. Nina Rosario, su mejor amiga, que vuelve al barrio tras su primer año de estudios en la Universidad de Stanford para comunicar a sus padres y amigos una triste noticia. Abuela Claudia, personaje inspirado en Abuela Mundi, la mujer que cuidó a Lin-Manuel durante su infancia y a la que consideraba su verdadera abuela. Vanessa, una peluquera de quien Usnavi está profundamente enamorado. Sonny, el vago aunque ambicioso primo de Usnavi que trabaja con él en la bodega. Benny, un joven que trabaja para los padres de Nina y que hará lo que sea para ganarse el amor de esta. Daniela y Carla, dueña y empleada, respectivamente, de la peluquería donde trabaja Vanesa. Y, finalmente, los padres de Nina, Camila y Kevin, que sacrificarán todo lo que han conseguido para asegurarle a su hija un brillante futuro.

El musical, que se estrenó en la compañía teatral de la Universidad de Wesleyan, pronto atrajo la atención de los productores de los musicales Rent y Avenue Q, que hablaron con Miranda para reescribirlo. La nueva versión pisa los escenarios de Off-Broadway en febrero de 2007 consiguiendo su debut en Broadway en marzo de 2008.

Meses más tarde, el día siguiente a su gran victoria de los Premios Tony, el musical bate un récord histórico: 1 millón de dólares en ventas de entradas. Famosos como Britney Spears, Jennifer Lopez y Marc Anthony acuden a verlo, quedando absolutamente impresionados, hasta el punto de acudir a los camerinos para felicitar al reparto. Pero lo mejor aún está por llegar, cuando una de las mayores productoras y distribuidoras americanas, Universal Pictures, anuncia planes para llevarlo a la gran pantalla.

In the Heights abandona los escenarios, se va…pero nos deja a los neoyorquinos, y a todos los que habéis tenido la gran oportunidad de verlo, una prueba más de que el talento no conoce barreras, y de que con constancia y esfuerzo, los grandes sueños pueden hacerse realidad en Nueva York o en cualquier parte del mundo, si están respaldados por una gran idea. Como dice el personaje de Sonny: “It’s the end of an era”, pero solamente para pasar a una mucho mejor: la de la gloria, el éxito y la satisfacción de ser el artífice de una hermosa historia.

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Trackback de tu sitio web.