Estudiar en Nueva York

Escrito por vivenuevayork. Archivado en Blog, Noticias de Nueva York

Estados Unidos y, en concreto, Nueva York es uno de los sitios preferidos por todo el mundo para venir a estudiar inglés o continuar los estudios de grado y posgrado. Aquí podréis encontrar cursos de todo tipo: diseño gráfico, cocina, arte, moda y muchos más. Tan solo tenéis que elegir donde queréis hacerlo y cumplir con los requisitos exigidos.

El primero de estos requisitos es tener un visado de estudiante. Si el curso no tiene créditos, es recreacional y no supera las 18 horas semanales, no necesitáis visado, pero solamente podréis hacerlo por el tiempo que vuestro pasaporte os permita estar en el país (normalmente tres meses). Una vez elegida la escuela, el siguiente paso es saber si está certificada por el gobierno para matricular a estudiantes extranjeros (SEVP-certified). SEVP son las siglas de Student and Exchange Visitor Program, un programa informático que permite a Inmigración tener un control sobre todos los estudiantes extranjeros que estudian en el país, así como sobre su asistencia a las clases.

Para saber qué escuelas están certificadas, tan solo tenéis que ir a Find a SEVP-certified School donde encontraréis una lista completa de todos los centros autorizados.

Para algunos cursos de acceso a la Universidad o realización de Masters, os exigirán pasar exámenes como el TOEFL o GMAT. Otros tipos de cursos no exigen pasar estos exámenes. Vuestra escuela os confirmará este punto. Después de elegir la escuela y comprobar que está SEVP-certified, ya podéis poneros en contacto con ellos para el resto del papeleo. Lo primero que tendréis que justificar es que tenéis fondos suficientes para pagar los estudios y vivir en Nueva York. Una vez demostrado y aceptados, la propia escuela os guiará en el proceso, que consiste, básicamente, en emitir un documento llamado I-20 y pagar algunas tasas, así como pedir una cita con la Embajada Americana de vuestro país para que os expidan el visado pertinente. El formulario I-20 es el documento más importante de todos, y debéis llevarlo siempre con vosotros para entrar en los EEUU mientras tengáis vuestro visado de estudiante F-1 o M-1. Por lo tanto, ¡no lo perdáis!

Para familiarizaros con todo el proceso, el gobierno americano cuenta con una fabulosa web llamada STUDY in the STATES disponible en 60 idiomas donde explican paso a paso qué hacer para estudiar en el país. Os animamos a que os la leáis de cabo a rabo antes de comenzar cualquier gestión para que sepáis de qué os están hablando cuando comencéis a tratar directamente con vuestra escuela.

Una vez que estéis ya en USA con vuestro visado, recordad que es muy importante mantener vuestro estatus de estudiante si no queréis ser deportados. Para ello, inmigración exige mantener una asistencia del 80%. Por debajo de este porcentaje, si os inspeccionan (y recordad que vuestra asistencia está informatizada), podéis ser expulsados del país. Recordad que en clase pasarán lista y que incluso algunas escuelas disponen de una máquina donde los estudiante extranjeros deben pasar su student ID para que quede constancia de su asistencia. Por lo tanto, si está dentro de vuestros planes no ir apenas a clase, aseguraos de mantener al menos el 80% de asistencia exigido por inmigración.

IMPORTANTE: No debéis confundir la asistencia exigida por inmigración con la exigida por la escuela. Aunque algunas escuelas solamente exigen una asistencia del 60% para seguir siendo alumno del centro, esto no tiene nada que ver con la asistencia exigida por inmigración para mantener vuestro status de estudiante. Recordad que si salís del país y volvéis a entrar, el oficial de inmigración puede tener acceso inmediato a SEVIS y comprobar vuestro porcentaje de asistencia. Si tenéis la mala suerte de que os hagan una secondary inspection a vuestra entrada y tenéis la asistencia por debajo del 80%, será decisión del oficial de inmigración dejaros entrar en el país o que os volváis a casa por donde habéis llegado. Y, por supuesto, bye-bye visado !

Y para finalizar, os recordamos que los estudiantes con visado F-1 o M-1 tan solo pueden trabajar bajo autorización de su DSO (Designated School Official) y bajo ciertas circunstancias (normalmente después de haber cumplido el primer año de estudios). Si decidís hacerlo sin autorización y os descubren, seréis deportados sin opción a poder volver nunca más. Bye-bye USA!

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Trackback de tu sitio web.