Elegir Compañia de Transporte

Para las mudanzas de larga distancia, como lo es una mudanza desde España a Nueva York o viceversa, existen dos tipos de transporte, aéreo y marítimo, con ventajas y desventajas bastante claras.
Lo más importante es lo más obvio, el barco es más barato y el avión es más rápido. Por regla general cuando se trata de hacer una mudanza completa, es decir con mobiliario e incluso coche incluidos, la opción es usar un contenedor y trasladarlo por mar. Pero cuando se trata de una mudanza solamente de efectos personales, ropa, libros, etc. Entonces vale la pena informarse sobre el precio del transporte aéreo, ya que algunas rutas aéreas ofrecen buena ofertas.

Cuando los bienes viajan por mar lo hacen o bien en cajas de madera que la empresa de mudanzas construye a medida para poder encajar las cosas ya embaladas o bien en contenedores de hierro propiedad de las navieras en que se sitúan también los efectos bien embalados y protegidos. Los más comunes son los de 20’, 40’ y 40’High Cube con una capacidad de entre 30 m3 y 75 m3. En el caso de los envíos aéreos, la empresa de mudanzas construye cajas de madera o de cartón altamente resistentes donde sitúan igualmente los efectos personales. En ambos casos el embalaje se considera parte de la carga, con lo que también lo paga el usuario al comprar el flete aéreo o marítimo.

Hay que tener en cuenta que el transporte marítimo conlleva siempre unos gastos a la llegada al puerto de destino, el llamado THC que suele estar entre los 300 y los 500 Euros dependiendo del volumen del traslado y que pueden incrementarse considerablemente si el envío llega a puerto antes de que la documentación de la persona trasladada esté en orden y al completo para el despacho de aduanas.

Estos gastos de destino no son ni parecidos para los envíos aéreos. Los gastos en destino suelen no exceder los 80 euros, aunque siguen existiendo unos elevados gastos por almacenaje y ocupación en aeropuerto si la mercancía se queda más de tres días por falta de documentación del trasladado.

En ambos casos, es recomendable valorar si vamos a poder conseguir todos los documentos necesarios para la importación o la exportación de efectos personales usados y cuánto tiempo nos puede llevar esto porque tal vez sea más conveniente y barato proceder al pago de impuestos (16%-20% del valor declarado en el inventario).

Durante el traslado es conveniente que los efectos sean embalados a conciencia para el tipo de transporte al que se van a someter, teniendo en cuenta si va a ser un traslado marítimo y van a pasar varias semanas en el contenedor o van a ser desembaladas al cabo de pocos días.
Hay que saber también que el coste del transporte marítimo y aéreo se calcula en función de la relación entre el volumen y el peso de los bienes a trasladar. De manera que a menudo, el hecho de desmontar al máximo los efectos personales para reducir el volumen no se traduce obligatoriamente en una reducción del coste de la mudanza puesto que el peso sigue siendo el mism

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Dejar un comentario

Si te ha parecido útil este artículo, dale a Me Gusta ¡Gracias!