El año nuevo chino se celebra una vez más en las calles de Manhattan

Escrito por vivenuevayork. Archivado en Blog, Eventos

El pasado día 3 de febrero comenzó el Año Nuevo Chino, más conocido como la Fiesta de la Primavera, una de los festivales más tradicionales de este país y de otros como Corea, Vietnam y Cambodia. Y para celebrarlo, la comunidad china de Nueva York organiza, como todos los años, el Desfile del León y el Dragón en las calles de Manhattan, mañana, domingo, y otro en Flushing, Queens, el próximo día 12.

El desfile de este domingo comenzará a las 11:30 AM en Mott St. (Little Italy), y pasará por las calles más importantes de Lower Manhattan y Chinatown, como Canal St., East Broadway y Bayard St., terminando en Worth St. Habrá música tradicional china, magos, acróbatas, artes marciales y bailarines.
El festival, que dura diez días, contará con la colaboración del Metropolitan Museum of Art, que ha organizado un evento de tres días de duración (4 al 6 de febrero) en el que habrá música, actuaciones, lecturas de obras chinas, caligrafía, ceremonias de té, demostraciones de artesanías tradicionales chinas, disfraces típico orientales e incluso dos óperas.Asimismo, el Empire Estate se iluminó ayer de los dos colores que simbolizan el Año lunar chino: el rojo (felicidad) y el dorado (riqueza).
Según la tradición, para dar la bienvenida al año nuevo chino, se llevan a cabo ciertas costumbres como barrer todos los rincones del hogar (lo que se conoce como “sweeping of the grounds”) para librarse de lo viejo y lo malo; se da la bienvenida a Zaowang o Dios de la cocina, responsable de informar sobre el comportamiento de la familia en los cielos, y se celebra con un gran banquete cuyos platos simbolizan la abundancia.

2011 es el Año del Conejo, y durará un año lunar (12 meses) terminando el 22 de enero de 2012.

Sobre el calendario lunar chino:

El calendario lunar chino comenzó en el año 2637 A.C. cuando el Emperador Amarillo (Huang Di) introdujo 5 ciclos de doce años regidos por doce animales distintos. Según cuenta la leyenda, el Buda convocó a todos los animales para que se acercaran a él antes de que este partiera de la tierra, pero tan solo doce de ellos acudieron a despedirle. Buda los recompensó nombrando uno por año, según su orden de llegada, formando una secuencia de doce ciclos. El primero de ellos fue la rata, seguida por el buey, el tigre, el conejo, el dragón, la serpiente, el caballo, la oveja, el mono, el gallo, el perro y, por último, el cerdo. Las influencias de cada animal determinan los acontecimientos del año y el carácter de la gente que nace en un determinado año.

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Trackback de tu sitio web.