Descubriendo Rockefeller Center

Escrito por vivenuevayork. Archivado en Arquitectura, Blog

A escasos días de la inauguración, el próximo día 30 de noviembre, del famoso árbol de Navidad de Rockefeller Center –icono de Nueva York tan famoso como cualquiera de sus monumentos- hacemos un recorrido por este megacomplejo arquitectónico para revelaros algunos datos sobre su curiosa historia, su decoración navideña y las diversas actividades turísticas que podréis llevar a cabo en él.


Rockefeller Center fue iniciativa del filántropo millonario, John D. Rockefeller, Jr., quien ideó la construcción de lo que él denominó “una ciudad dentro de una ciudad”. Aunque los planes iniciales incluían el que sería el nuevo hogar de la Metropolitan Opera, este no se construyó finalmente debido al crash de la bolsa de 1929. Rockefeller rediseñó nuevamente el plan y decidió construir un complejo comercial. Construido durante los años de la Gran Depresión y financiado completamente con fondos privados de su propiedad (su coste estimado fue de $125 millones), fue terminado en 1933 y dio empleo a más de 40.000 personas. El resultado final: un conjunto de 14 edificios dedicados al arte y al entretenimiento que albergan oficinas, teatros, tiendas, restaurantes y espacios públicos, y cuyo terreno pertenece a la prestigiosa Columbia University.

A pesar de que durante sus primeros años, un gran porcentaje de su espacio de oficinas estuvo desocupado debido a la gran recesión económica que atravesaba el país, con el término de la Gran Depresión y de la Segunda Guerra mundial, el complejo pronto comenzó a ser rentable con una ocupación del 94% en 1941, y una lista de espera de 400 arrendatarios en 1946.

Algunos de sus edificios más importantes son: GE Building, 50 Rockefelller Plaza (construido para albergar las oficinas de Associated Press y otras agencias de comunicación), 30 Rockefeller Plaza (cuyo lobby se encuentra decorado con obras de los artistas europeos Frank Brangwyn y Jose María Sert), International Building, La Maison Française, Palazzo D’Italia, The British Empire Building y Radio City Music Hall, donde cada año tiene lugar el espectáculo navideño Christmas Spectacular, con las Rockettes y Santa Claus como sus principales protagonistas.

Famosos en el mundo entero por su llamativa decoración navideña son sus Channel Gardens, un conjunto de fuentes y plantas situado frente al edificio principal, y la Sunken Pool, la pista de patinaje sobre hielo en la que se ubica la escultura de Prometeo -obra de Paul Manship- dios de la mitología griega famoso por robar el fuego de los dioses y darlo a los hombres para calentarse, motivo por el que fue duramente castigado por Zeus. La pista se montó temporalmente en 1936 como reclamo para atraer a la gente a los restaurantes situados a su alrededor, y que pasaban desapercibidos, pero el éxito fue tal que se dejó permanentemente durante el invierno.

Aquí también se encuentran los estudios de la NBC –el inquilino que más tiempo lleva en Rockefeller Center-, donde se graban programas como Saturday Night Live, Today Show y Late Night with Conan O’Brien. Son muy famosos los conciertos que artistas reconocidos dan gratuitamente a lo largo del año durante la emisión del programa Today Show.

Seguramente los más cinéfilos sabréis que las negociaciones para la producción de Lo que el viento se llevó se cerraron aquí.

En la tienda NBC Experience Store (30 Rockefeller Plaza, 49th St. entre 5th & 6th Avenues), además de souvenirs de este gigante de la televisión, podéis contratar tours para visitar sus estudios de grabación.

El complejo Rockefeller Center cuenta con más de 100 tiendas y 40 restaurantes. Hay más de 100 obras de arte repartidas por todos los edificios bajo el título: “The Progress of Man”. Una de la piezas más importantes es la escultura de 1937 de Lee Laurie y Rene Chambellan, Atlas, situada frente al International Building (630 Fifth Avenue). Atlas, personaje de la mitología griega, mitad hombre y mitad gigante (Titan), ayudó a dirigir la guerra contra los dioses del Olimpo. Tras ser vencido, fue condenado a llevar el mundo sobre sus hombros como castigo.

En 1976 el Instituto Americano de Arquitectos declaró Rockefeller la segunda pieza arquitectónica más importante de América después de la Universidad de Virginia de Thomas Jefferson.

En la última planta del edificio General Electric (planta 65) se encuentra ubicado el legendario restaurante italiano, The Rainbow Room, reservado a los bolsillos más acaudalados (el cubierto llegó a costar unos $260). En él han actuado artistas de la talla de Frank Sinatra, Bob Dylan o Marianne Faithfull y contaba con un club privado de más de 1.000 socios. Son impresionantes las espectaculares vistas de 360º que ofrece su suelo giratorio. Desafortunadamente, el restaurante se encuentra cerrado desde 2009 debido a la recesión económica a la espera de encontrar un nuevo promotor que gestione su negocio.

Y ninguna visita a Rockefeller Center está completa sin subir al observatorio Top of the Rock, desde donde disfrutaréis de las impresionantes vistas panorámicas de Manhattan. Aunque mucha gente duda entre subir al del Empire State o a este, la ventaja es clara, además de tener tickets para una hora determinada que os ahorrará las colas de espera, desde él podréis hacer fotos del Empire State, el edificio más emblemático de Nueva York.

DECORACIÓN DE NAVIDAD

Tan famoso como la pista de patinaje es el árbol de Navidad, cuya inauguración cuenta siempre con la actuación de algún artista famoso y al que acuden cientos de personas.

Esta entrañable tradición, protagonista de muchos medios de comunicación, comenzó en 1931 durante la época de la Depresión, cuando los obreros que entonces construían el edificio GE en Rockefeller Center decoraron un pequeño pino con cadenas de arándanos, guirnaldas de papel y algunas latas.

El árbol -que debe tener unas medidas mínimas de 19 metros de alto por 11 de ancho- es donado cada año por algún particular que tenga uno de similares características en su jardín. A cambio no recibe ningún dinero, tan solo el orgullo de que su árbol sea el más famoso de Nueva York. ¿Qué otras curiosidades guarda? Pues, por ejemplo, podemos contaros que está iluminado por 30.000 bombillas LED que se reparten a lo largo de más de 8.000 metros de cable, y que la estrella que lo corona está hecha de cristal de Swarovsky. El árbol permanece iluminado desde las 5.30 AM hasta las 11.30 PM, excepto los días de Navidad y Nochevieja, en los que permanece iluminado durante las 24 horas. Tras desmontarlo, las diversas partes son donadas para usarlo con diferentes objetivos.

Y para terminar, os contamos que los ángeles que forman parte de la decoración navideña están hechos con cables de aluminio y latón recubiertos por una capa de pintura blanca. Y aunque seguramente ya lo sabréis, por si queda algún despistado, un último dato: las banderas que rodean la plaza pertenecen a los países miembros de las Naciones Unidas.

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Trackback de tu sitio web.