Descubriendo Greenwich Village

Escrito por vivenuevayork. Archivado en Arquitectura, Blog

A pocos días del famoso desfile de Halloween de Greenwich Village, hacemos un recorrido por uno de nuestros barrios preferidos de la ciudad, cuna de famosos escritores, artistas y actores, y que fue la máxima representación de la bohemia neoyorquina.


“The Village”, como es conocido coloquialmente, está limitado por 14th St. al norte, 4th Avenue y Bowery st. al este, Houston St. al sur y el río Hudson al oeste. En sus orígenes fue una tierra pantanosa rodeada de algunas colinas donde los indios acampaban y pescaban en un riachuelo llamado Minetta Brook, y que hoy día sigue fluyendo bajo tierra desembocando en el río Hudson. Referencias a este arroyo podemos encontrarlas en la pequeña calle Minetta Lane o en el famoso restaurante Minetta Tavern, del chef Keith McNally.

Con la llegada de los holandeses y posteriormente los británicos, la zona se convirtió en tierras de labranza trabajadas por esclavos africanos donde proliferaron los caseríos rurales.

Tras la Guerra de Secesión americana, la actividad comercial se expandió hasta llegar a los límites de Greenwich Village, adonde mucha gente solía trasladarse en busca de la tranquilidad que el bullicio de Downtown no brindaba. Pero fueron realmente las epidemias de fiebre amarilla y cólera que tuvieron lugar en diferentes años –la última de ellas en 1821- las responsables del cambio que transformó Greenwich Village para siempre.

Con la huida masiva de gente del foco de infección surgido en Downtown a esta zona rural de aires más puros, muchos de ellos decidieron quedarse allí para siempre, lo que supuso un fuerte incremento de la población que continuó hasta 1840, y que trajo consigo el consecuente desarrollo de mercados y actividad comercial, así como la construcción de casas para dar acogida a sus nuevos residentes; para lo que fue necesario subdividir las parcelas de las granjas y cambiar el curso del arroyo y cubrirlo. Filas de casas que alojaban a familias de clase media (en su mayoría comerciantes y mercaderes) comenzaron a proliferar en la zona. El mayor ejemplo que queda en pie de aquella época es Colonnade Row (428-434 Lafayette St.), un bonito edificio con un pórtico de columnas corintias, que se encuentra inscrito en el Registro de Monumentos de la ciudad de Nueva York (y a la que le hace falta desesperadamente una renovación de su fachada). Reminiscencia de aquella época es también la hilera de casas de ladrillo frente a Washignton Square Park en la Quinta Avenida.

Con el aburguesamiento de la zona, pronto comenzaron a proliferar las galerías de arte, salones literarios, hoteles, tiendas, teatros y bibliotecas (la famosa Astor Library, que después se unificaría con la Lenox Library para formar la actual New York Public Library de la Quinta Avenida, fue erigida en Lafayette Place), dando lugar al enclave más bohemio de Nueva York donde pronto se trasladaron escritores y artistas cuyas obras revolucionarias y avant-garde, atrajeron a su vez a un gran número de turistas. Asimismo, fueron muy comunes los speakeasies, tabernas ilegales que proliferaron durante la Era de la Prohibición.

Con el crash de Wall Street de 1929 y la llegada de la Depresión, se inauguró en 1932 la famosa Washington Square Outdoor Art Exhibition, que tiene lugar dos veces al año, y que fue ideada por Jackson Pollock como una forma de conseguir vender sus obras ante la inminente falta de ingresos para pagar su estudio de Greenwich Village. Pronto se sumaron a él otros artistas conocidos como Willem DeKooning convirtiéndose en un verdadero éxito. Fue también por aquella época cuando la escultora Gertrude Vanderbilt Whitney fundó el Whitney Museum of Art, consagrado a difundir la obra de artistas contemporáneos americanos a los que les era imposible exponer o vender sus obras en Estados Unidos. El museo abrió en 1931 en Eighth St. trasladándose posteriormente en dos ocasiones, la última en 1954 a su ubicación actual en 75th St. y Madison Avenue.

Aquí surgió en los años 50, la Beat Generation o Beat Movement, un conjunto de artistas, escritores, actores y músicos, muchos de ellos provenientes de San Francisco, que se caracterizaron por su rechazo al materialismo y los valores clásicos estadounidenses, y por el uso de las drogas, la libertad sexual y el estudio de la filosofía oriental, que dejó su legado en la posterior contracultura o movimiento hippie. Los exponentes máximos de la Beat Generation fueron los escritores Allen Ginsberg (Howl y otros poemas), Jack Kerouac (En la carretera) y William S. Burroughs (El almuerzo desnudo).

No podemos hace un repaso por la historia del Village sin mencionar a la comunidad gay, pues también ellos han colaborado a moldear su actual carácter. Aprovechando la tolerancia de sus residentes en un momento en que los derechos homosexuales no eran reconocidos y la mayoría eran perseguidos y humillados, muchos de ellos se trasladaron a Christopher St y alrededores. Fue en Stone Wall Inn donde se originó la primera revuelta homosexual contra la hostilidad y el acoso de las fuerzas policiales, dando lugar a las Rebeliones de Stonewall, consideradas como el comienzo del movimiento nacional e internacional por la lucha de los derechos civiles de los homosexuales.

Aunque actualmente el Village ha perdido mucho del carácter bohemio que un día lo caracterizó, hoy aún podemos ver algunos retazos en las manifestaciones que tienen lugar en Washington Square Park (donde han tenido lugar la mayoría de protestas antibélicas y la primera gran movilización contra el SIDA), y en sus numerosos clubes de jazz, folk y rock. Famosos mundialmente son sus dos principales desfiles: el de Halloween y el del Orgullo Gay.

Algunos residentes famosos del Village incluyen a Andy Warhol, Jimi Hendrix, Bob Dylan, Edgar Allan Poe, Walt Whitman, Julianne Moore, Hillary Swank, Sarah Jessica Parker, y Uma Thurman entre muchos otros. Películas y series de televisión que se han rodado aquí o que estaban ambientadas en esta zona son: Cuando Harry encontró a Sally, Soy Leyenda, Hair, August Rush, Los Cazafantasmas II, Mickey ojos azules, Sleepers, PD Te quiero, El show de Bill Cosby o Friends (esquina de Gorve St. con Bedford St).

Durante vuestra visita a Greenwich Village no debéis olvidaros de ver la NYU (una de las mejores universidades privadas de Nueva York), Washington Square Park y la hilera de casas de ladrillo rojo frente al parque en la Quinta Avenida, la bonita y peculiar calle de Washington Mews, St. Luke’s Place (una preciosa hilera de casas donde se rodó la película de Audrey Hepburn, Sola en la oscuridad), el número 75 de Bedford Street (la casa más estrecha de Nueva York), Grace Church, Christopher St., el antiguo Stonewall Inn (75 Christopher St.), Jefferson Market Courthouse y las bonitas calles de West Village donde encontraréis infinidad de acogedores restaurantes, cafeterías y curiosas tiendas donde comprar vuestros regalos. Algunos restaurantes que os aconsejamos para comer son: Café Cluny, , The Place, Dell’Anima, The Little Owl, The Waverly Inn o Minetta Tavern.

Y como curiosidad, terminamos contándoos que el Village conserva su intrincado laberinto de calles de la época colonial gracias a la oposición que sus residentes manifestaron al plan urbanístico cuadricular aprobado en 1811, que caracteriza a Manhattan al norte de Houston St. Algo que le ha ayudado a mantener su encanto pero que trae de cabeza a más de un turista despistado.

¡Qué disfrutéis del Village!

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Trackback de tu sitio web.