Dejar propina: ¿Obligación o Cortesía?

Escrito por vivenuevayork. Archivado en Blog, Curiosidades

Por fin estás en Nueva York, ¡la ciudad de tus sueños! Después de pasar el día visitando monumentos, comienzas a estar muerto de hambre. Encuentras un bonito restaurante que tiene un prix fixe menu por $24 que incluye dos platos y postre, y entras decidido pensando que has encontrado la ganga del siglo. Cuando pides la cuenta te encuentras con que los precios no incluyen los impuestos (8,875%), y encima te incluyen un 18% de propina… Se te queda cara de tonto… ”¿Me están timando?…si llego a saber que la broma me va a costar $37, me como un bocata”.


Seguro que más de uno os habéis encontrado en una situación como esta o muy similar. Esa molesta costumbre que a la mayoría de españoles le resulta un incordio (hablamos de la propina – tip o gratuity en inglés), es “prácticamente” una obligación en todo Estados Unidos, ya que aunque legalmente no es obligatoria, la costumbre y normas sociales de los americanos hacen que en la teoría no sea una obligación pero sí en la práctica. La propina tiene dos funciones: por una parte, asegurarse de que el empleado ofrece un servicio de calidad al cliente y, por otra, ahorrar dinero al empresario, quien paga al empleado un sueldo más bajo en base a que la propina cubrirá el resto. Aunque a primera vista esto no nos parezca justo, por otra parte, evita que ciertos empleados traten mal al cliente o no pongan el mismo empeño porque saben que a final de mes cobrarán lo mismo.

El porcentaje a pagar en los restaurantes es siempre de un mínimo de un 15% sobre el precio final si el servicio ha sido bueno, y un máximo del 20% si el servicio ha sido excelente. Sin embargo, el hecho de fijar un porcentaje no ha estado exento de controversia, ya que un camarero que te sirva una langosta terminará recibiendo una propina mayor que otro que te sirva una hamburguesa. Lo cual no tiene ningún sentido. Por eso mucha gente piensa que la cantidad de propina debería pagarse en base a la calidad del servicio recibido y no de un porcentaje fijo. En cualquier caso, esta es la norma actual y por estos parámetros debéis regiros.

¿Cuándo debo dejar propina?

Debéis dejar propina en las siguientes situaciones:

- En los restaurantes se debe dejar entre un 15% y un 20% del total de la cuenta SIN INCLUIR IMPUESTOS. El debate de si se debe calcular sobre la cantidad total con o sin impuestos es eterno. Hacedlo como os sea más cómodo. Normalmente, si sois un grupo de más de 6 personas os cobrarán el 20%. Esto suele venir indicado en la carta. La propina es obligatoria, y a no ser que hayáis recibido un servicio muy malo en el restaurante, nadie os salvará de pagarla. Un truco rápido para calcular la propina es multiplicar por dos el impuesto (tax) que aparece en la cuenta, pagaréis un 17,75% de propina en lugar de un 15% pero a veces, especialmente para los turistas, es bastante más rápido y sencillo que tener que sacar el móvil y hacer cuentas. Tened cuidado con los restaurantes que os incluye en la cuenta la propina, ya que muchos de ellos, os cargarán directamente el 18% (especialmente si sois turistas). Que no os de vergüenza reclamar y pedir que os lo cambien por el 15% (a no ser que seáis un grupo grande y sean las normas del restaurante).

- Si coméis sentados en la barra de un bar o restaurante, también debéis pagar la propina.

- No se deja propina en sitios de comida rápida donde pides la comida en el mostrador y tú la llevas a tu mesa, o cuando pides comida para llevar.

- Si pedís delivery, es decir, que os lleven comida al hotel o a vuestro apartamento, debéis dar mínimo un par de dólares al repartidor.

- En los restaurantes y discotecas también debéis dejar $1 de propina a la persona encargada del guardarropa cuando recojáis vuestro abrigo.

- En los bares de copas, la costumbre es dejar $1 al camarero por cada copa que pidáis.

- Algunos restaurantes y discotecas tienen un rest room attendant, es decir, una persona encargada de mantener el baño limpio y cuidar de que no falte papel y jabón cuando te laves las manos. La costumbre es dejarle 50 centavos o $1.

- Si tenéis la gran idea de ir a la peluquería durante vuestras vacaciones (de lo que os arrepentiréis en el mismo momento en que os digan lo que tenéis que pagar), debéis dejar un 15% de propina a vuestro peluquero.

- Cuando cojáis un taxi hay que dejar un 10%-15% de propina al taxista. Sin embargo, según Ley, podéis negaros a dejar propina si el taxista os da un mal servicio o se pasa el trayecto hablando por el móvil.

- A los botones de los hoteles se les debe dar $2 por maleta en los hoteles de lujo, y $1 en los más normales.

- A los empleados del hotel también hay que dejarles alguna propina si pedís algún servicio o favor, como que os consigan entradas para alguna función u os reserven mesa en un restaurante. La cantidad dependen de la complejidad de lo que le hayáis pedido.

- También se suele dejar $1 de propina al botones del hotel si te piden un taxi.

- Si hacéis un tour guiado, la costumbre es dejar entre el 10%-15% del precio final del tour al guía, por persona. Aunque mucha gente deja un par de dólares en tours de medio día de duración, otros $3-$4 si es de un día entero, y otros no dejan nada. En este caso el guía no os dirá nada, pues es más un gesto de agradecimiento que una obligación.

Como veis, son muchas las situaciones en las que tendréis que pagar dinero adicional de vuestro bolsillo, pero como dicen por aquí: Nothing is free in America!

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Trackback de tu sitio web.