¿Debo tener seguro médico durante mi estancia en Nueva York o EEUU?

Escrito por vivenuevayork. Archivado en Blog, Curiosidades


Tanto si venís a EEUU de vacaciones, a estudiar o a trabajar, seguramente os habréis planteado si es necesario tener un seguro médico. La respuesta es sí. Como ya sabréis, la sanidad en este país es privada. Todo el mundo – a excepción de los jubilados y discapacitados o gente con muy pocos recursos económicos, que pueden solicitar acogerse a los programas del gobierno Medicare o Medicaid respectivamente -, debe tener un seguro médico privado.

Si venís a trabajar con o encontráis trabajo en una empresa grande, lo normal es que ellos os paguen la totalidad de la prima mensual del seguro o al menos un gran porcentaje de ella (aseguraos de negociar este punto antes de aceptar el trabajo). Por el contrario, si vuestra empresa es mediana o pequeña, lo más probable es que tengáis que pagarlo vosotros. La prima varia bastante según la compañía medica, pero si queréis tener una compañía más o menos buena que os cubra prácticamente todo, preparaos para pagar los $2,000 mensuales.Si por el contrario, venís de vacaciones solamente por unos días, la cosa se complica menos, pues podéis contratar un seguro de viaje que os cubra durante las fechas que vais a estar fuera. Si ya tenéis seguro médico en vuestro país, hablad con ellos y aseguraros de que os cubre en el extranjero. La mayoría de ellas lo hace hasta cierto límite de cantidad y tiempo, pero aun así, tendréis que pagar vosotros al hospital y reclamárselo más tarde a vuestra compañía. Aseguraos también del procedimiento antes de salir de viaje, pues muchas compañías ponen algunos requisitos previos a la salida.

Finalmente, si venís a estudiar, existen compañías médicas americanas que ofertan primas especiales para estudiantes. Un seguro que sale bastante económico de precio es el de IMG Global (entre $85 – $100/mes). Si no tenéis seguro, y necesitáseis recibir asistencia médica, el hospital os bombardeará con mil cartas pidiéndoos que paguéis las facturas, y de no hacerlo, incluso puede llegar a demandaros para asegurarse el pago.

Tened siempre en cuenta que cualquier cirugía puede llegar a costar miles y miles de dólares, y que la falta de un seguro médico puede arruinaros la vida. Conocemos un caso cercano de una amiga cuyo seguro pagó $52,000 por una operación de espalda. Pero otras cirugías aún más complicadas pueden llegar a costar los $300,000 o más. Por lo tanto, os insistimos en la necesidad de tener un seguro médico. Con la salud no se juega.

Los seguros médicos americanos más populares son BlueCross BlueShield, Emblem Health, HealthNow New York, United HealthCare y Capital District Physician’s Health Plan. Todos ellos son bastante caros, pues son de los mejores.

Afortunadamente, todo esto comenzará a cambiar poco a poco a partir de este año a medida que se vaya implantando la reforma sanitaria aprobada por Obama que, entre otras cosas, prohibirá a las aseguradoras denegar el seguro médico a personas que tengan alguna enfermedad preexistente, y dará la posibilidad de contratar seguros mucho más económicos.

Siempre que necesitéis ir al hospital, no olvidéis pedir una copia de los “Patients’ Rights”, para estar al tanto de vuestros derechos y obligaciones. 

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Trackback de tu sitio web.