Chelsea en el cielo

Escrito por vivenuevayork. Archivado en Arquitectura, Blog

Cuando, en 1999, la ciudad de Nueva York anunció planes para derribar la antigua vía de tren elevada que va junto a la décima avenida desde Gansevoort St. (Meatpacking District) hasta 34th St. (Chelsea), un grupo de vecinos se miró con asombro y estupefacción. No podían permitir que una huella de la historia industrial de la ciudad desapareciera de esta forma, sin más… Así fue como nació Friends of the High Line, una organización sin ánimo de lucro fundada por Joshua David y Robert Hammond, ambos vecinos residentes en Chelsea, cuyo objetivo era preservar la historia del último vestigio en Nueva York del antiguo tren elevado que, desde 1934 a 1980, había servido para llevar productos agrícolas y manufacturados hasta los almacenes y fábricas que entonces proliferaban en el Meatpacking District.

Para llevar a cabo tan difícil empresa, Joshua David y Robert Hammond debían pensar en una buena idea para convencer no solo al alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, sino también a los más de 20 propietarios privados de los terrenos sobre los que se ubican las vías. La brillante idea comienza a tomar forma: reutilizar las vías como un espacio público para los habitantes de Nueva York, la creación de un parque elevado. Tras varios estudios financieros y de viabilidad, la ciudad decide dar carta verde al asunto, comenzando las obras en 2006, durante las cuales la estructura fue completamente rehabilitada, y algunos elementos originales como secciones de las vías, conservados como elementos ornamentales del nuevo parque. El primer tramo (de Gansevoort St. a 20th St.) abrió al público en junio de 2009.

Junto con el Promenade Plantée de París, The High Line puede presumir de ser el único parque elevado que existe en el mundo, aunque por poco tiempo, ya que en la actualidad se están estudiando proyectos para construir otros en St. Louis, Philadelphia, Jersey City, Chicago y Rotterdam.

Además de ser un innovador lugar para pasear o simplemente sentarse a conversar, el parque ofrece diversos programas culturales, exposiciones artísticas y actuaciones musicales, como el concierto de Navidad que tuvo lugar el pasado día 11 de diciembre. También ofrecen tours guiados de una hora de duración durante los cuales aprenderéis la historia del parque y todo lo relativo a su diseño. E incluso ya cuenta con su propia tienda, disponible en la web oficial, en la que podréis comprar guías, mapas, camisetas, gorras y paraguas con el logotipo.

Además de todo esto, el parque es una oportunidad única para conocer Chelsea (un barrio no muy visitado por los turistas) y el Meatpacking District, la zona más de moda para salir de copas, donde se encuentran algunos de los restaurantes más populares de Nueva York, como Pastis, Spice Market, Morimoto y Buddakan (estos dos últimos en Chelsea).

El parque abre de 7 AM a 8 PM durante el invierno, y de 7 AM a 10 PM en primavera y verano. Encontraréis los accesos en Gansevoort St, 14th St., 16th St., 18th St. y 20th St.

El segundo tramo del parque (desde 20th St. a 30th St.) abrirá al público en 2011.

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Trackback de tu sitio web.