Battery Park

IMG_4455 copy

Battery Park es la zona verde más importante situada al suroeste de Manhattan, justo en el extremo del Financial District, un espacio abierto de bienvenida con excelentes vistas a la Estatua de la Libertad.

El parque debe su nombre a la hilera de cañones que los holandeses colocaron a lo largo de la costa sur de Manhattan en el siglo XVII, donde un siglo más tarde toma su forma actual debido a la ocupación de terrenos próximos a la bahía.

Como monumento principal encontraréis Castle Clinton, una antigua fortificación de trazado circular que fue acabada en 1811 con el objetivo de repeler los posibles ataques de invasores.

Castle Clinton ha tenido un papel muy relevante en la vida de Nueva York.  Una vez que su importancia defensiva no era vital, se usó por muchos años como lugar para conciertos, eventos y exposiciones. Durante décadas precedió a Ellis Island como lugar de registro de inmigrantes: ocho millones de pesonas llegaron aquí entre 1855 y 1890 para formalizar su entrada en el país. También este castillo sirvió como acuario en el pasado, y en el presente se encuentran las taquillas para comprar los billetes del ferry que os llevará a la Estatua de la Libertad y Ellis Island. También encontraréis más al sur, el ferry que os lleva a Staten Island, que recomendamos como excursión.

El resto de Battery Park está repleto de estatuas y otros monumentos. Por ejemplo, en su extremo norte encontraréis el American Merchant Mariners’ Memorial (1991), inspirado en una historia real. Durante la Segunda Guerra Mundial un barco nazi atacó una embarcación de marinos mercantes y mientras estos se aferraban a su barco para no ahogarse, los nazis les tomaron fotografías. Otros monumentos dignos de mención son la estatua del explorador italiano Giovanni da Verrazzano, conocido como el primer europeo que se adentró en la Bahía de Nueva York; y el East Coast Memorial, que conmemora los más de 4.600 soldados americanos que perdieron sus vidas en el Atlántico durante la Segunda Guerra Mundial.

Pero quizás el monumento más admirado por todos  los visitantes sea The Sphere and Eternal Flame, traída a Battery Park en 2002 tras ser rescatada de los escombros del 11 de septiembre. Situada en el Eisenhower Mall, esta escultura que originalmente se hallaba en una fuente en el centro de World Trade Center Plaza, se ubica actualmente junto a una llama que fue encendida el 11 de septiembre de 2002. Ambas conmemoran a todas las personas que perdieron sus vidas en los ataques del 11 de septiembre de 2001 y de 1993.

Como curiosidad os comentamos que las farolas del parque tienen incorporados textos históricos, por lo que no hay excusas para dejar de descubrir algo más de la antigua Nueva York en un tranquilo paseo.

Dado que la zona es muy transitada por miles de turistas cada día, es fácil encontrar atracciones callejeras de todo tipo así como diversos sitios para comer. También es habitual encontrarse con corredores y ciclistas que utilizan el parque para estar en forma y el paseo localizado junto al río Hudson.

Guarda este artículo en tu Facebook o Twitter
Pin It

Dejar un comentario

Si te ha parecido útil este artículo, dale a Me Gusta ¡Gracias!